MySQL soporta distintas tecnologías de almacenamiento de datos, entre estas destacan MyISAM e InnoDB. El primero de ellos, MyISAM, es el utilizado por defecto, y es recomendable para aplicaciones en las que dominan las sentencias SELECT sobre los INSERT / UPDATE. La característica principal de InnoDB es que soporta transacciones de tipo ACID (Atomicity, Consistency, Isolation and Durability), bloqueo de registros e integridad referencial. El mito de que MyISAM es siempre más rápido que InnoDB en lecturas no parece ser cierto siempre.

Anuncios